¿Qué es un huracán y cómo se forma? ¿Quién les pone sus nombres?

Recientemente nos hemos visto afectados por huracanes como Irma, Harvey, José y en un pasado por otros como el memorable Katrina. Aquí te explicamos qué es un huracán, cómo se forma y quién les coloca esos nombres con los que quedan en la memoria de cada una de las personas.

¿Qué es un huracán?

Es un fenómeno meteorológico también conocido como ciclón o tifón y que por lo general causa vientos hasta de 200 km/h y lluvias torrenciales. Tienen, en el centro, un área donde el aire circula y no hay nubes y es lo que se conoce como “ojo del huracán”.

Huracán
Huracán

Los huracanes suelen formarse en las zonas tropicales, es decir, en el Océano Pacífico y el Océano Atlántico y sus movimientos son en forma de torbellino pero en sentido contrario a las agujas del reloj o en sentido de las agujas del reloj, dependiendo del sitio donde se formen.

Además, los huracanes tienden a calificarse en depresión tropical, tormenta tropical y finalmente en huracanes; esto cambia de acuerdo a la velocidad de sus vientos. De igual forma, suelen clasificarse en categorías yendo de categoría uno a categoría cinco que es la más fuerte.

¿Cómo se forma un huracán?

Su formación se basa en aire. El aire que se usa deberá ser húmedo y cálido y subirá dejando a la superficie sin él. El aire húmedo se convertirá también en aire cálido posteriormente y cuando se enfría hará que el agua suba en forma de vapor y genere nubes.

Las nubes, el aire y el agua comienzan a girar y a crecer alimentándose del océano y del calor que este pueda producir.

Además, para que este ciclo de formación de huracanes exista el océano debe estar a una temperatura específica, la cual es de unos 27°C y también, debe haber una humedad para que la evaporación del agua pueda generarse.

¿Quién le pone los nombres a los huracanes?

Al principio de la historia de los nombres de los huracanes, estos eran nombrados por el nombre del santo del día en que el huracán se apareció. El más famoso durante este momento fue el huracán Santa Ana en 1825. Esta forma de escoger el nombre estuvo usándose bastante tiempo.

Posteriormente, cambiaron a nombrar a los huracanes solo con nombres de mujeres pero que aún estuviesen asociados a la biblia. Para 1978 fue cuando los nombres de los hombres comenzaron a aparecer en estos fenómenos meteorológicos.

Recientemente estos nombres son escogidos mediante una lista que elabora la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y el Servicio Meteorológico de Estados Unidos. Esta lista contiene diversos nombres ordenados por orden alfabético donde se incluyen nombres de mujeres y de hombres alternados y que varían cada seis años.

Reglas de esta lista de nombres

Esta lista tiene ciertas reglas para otorgar el nombre, una de ellas es que si uno de los nombres no fue utilizado se agregará a la lista de los otros seis años pero en su mismo orden alfabético. 

También, otra de las reglas, y me atrevo a decir que la más importante, es que si uno de los nombres de huracanes fue uno muy devastador, (como Katrina o como Irma) este se retirará por hasta diez años de la lista a petición del país que azotó.

Los huracanes suelen ser los fenómenos meteorológicos más catastróficos que pueden crearse y más si su categoría es cinco. Si suelen estar en tierra durante mucho tiempo bajan de categoría y se desvanecen. Esperemos que no haya más como Katrina y como Irma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here