Crea tu propio vino, una idea sorprendente para regalar

Vino

Sorprender a la hora de hacer un regalo es algo que muy pocas personas logran, algo solo reservados a los que se atreven con las ideas diferentes y capaces de dejar con la boca abierta a los más escépticos. Vinos personalizados, ingredientes culinarios exóticos o colecciones de infusiones traídas de Japón, son algunas de las ideas por las que a menudo apuestan las mentes más inquietas.

Estos fueron algunos de los regalos que recibí en mi último aniversario, aunque si tengo que decantarme por un detalle, sin duda es por el vino personalizado que me regalaron mis amigos. Como buen amante del vino, la idea de que alguien se hubiese tomado la molestia de diseñar la botella, escoger el caldo adecuado… no puedo emocionarme más. Absolutamente todos los detalles, estaban pensados para hacerme más feliz.

Tanto me gustó la idea, que cuando mi pareja y yo nos casamos decidimos regalar una botella personalizada a cada uno de nuestros invitados. El proceso de creación es muy sencillo.

Como crear tu propio vino

El proceso para llegar a tener una botella de vino con el aspecto y el contenido que deseas en muy simple gracias a un proceso online muy intuitivo con el que conseguirás un regalo original donde los haya. Lo primero que hay que hacer es escoger el vino y la botella que más te guste o le guste al destinatario; entre las elecciones disponibles puedes decantantarte por un blanco, un tinto, un rosado o incluso espumosos de reserva. Una vez lo tengas seleccionado, llega el momento de diseñar la etiqueta que arropará a la botella. Aquí o bien puedes escoger uno de los diseños que en la web te ofrecen o puedes subir la imagen que desees. También tienes la opción de añadir el texto que quieres que acompañe la imagen de la etiqueta. El proceso para diseñar la etiqueta trasera es el mismo que para la delantera. Escoge la imagen que te deseas entre las que te ofrece o sube una de tu galería y añade el texto que más te guste. ¿Te imaginas la cara de tu padre al ver su cara en la botella de vino preferida? ¿O las letras de la poesía favorita de tu mejor amiga?

El último paso que queda es escoger el color de la cápsula que de el toque final al diseño de tu botella de vino, única e irrepetible. Al final del proceso tendrás en tus manos el resultado de haber elaborado la botella con toda tu atención y cariño. Al final de este detalle, lo que regalas es tiempo: algo que a todos nos falta en el día a día en el que nos movemos, corriendo de un lado para otro, sin tiempo para dedicar a nuestros amigos.

¿Y tú? ¿Tienes tiempo para la gente qué te quiere? Regálales la botella de vino que tú has creado para ellos y disfruta de su reacción. Ese será el mejor regalo para ti.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here