Consejos sencillos para mantener los dientes de los niños sanos

Comenzar las vacaciones teniendo que visitar un dentista de urgencia en Barcelona no es la mejor manera de hacerlo. Por suerte, cuando el más pequeño de la familia se levantó diciendo que le dolía un diente, conseguimos encontrar a unos profesionales estupendos que supieron atajar el problema de forma rápida y eficaz.

Dientes
Dientes

La salud bucodental de nuestros hijos ha sido siempre una de nuestras preocupaciones, por eso cuando tuvimos que acudir al dentista de manera inesperada, agradecimos especialmente los consejos que nos dieron para que las bocas de nuestros hijos estuvieran lo más sanas posibles.

Cuidados fundamentales para los dientes de los niños

  • La limpieza de la boca, desde su nacimiento, debe ser parte de la rutina diaria. Aunque no tengan dientes, mantener las encías bien limpias ayuda a prevenir que los dientes salgan con daños en un futuro. Una gasa o incluso un cepillo con cerdas suaves es lo ideal para frotárselas de forma eficaz y con la delicadeza que requiere. Una limpieza después de cada comida es algo totalmente recomendables desde su nacimiento.
  • Debemos evitar los alimentos azucarados, que no aportan nutritivamente ningún beneficio y que dañan seriamente la salud de los niños. Evitar echar a los biberones cereales ricos en azúcar, evitará en gran medida que empiecen a tener caries a edades muy tempranas. En caso de que se coman entre horas, es conveniente cepillarse los dientes de forma inmediata al acabar.
  • La visita al odontopediatra debe comenzar desde que nacen. Ya sea un bebé que se alimente con lactancia materna, como uno que lo haga con biberón, debe vigilarse que la colocación de la lengua y los labios es la correcta. Una mala postura al succionar puede darnos una pista sobre futuros problemas de fácil solución a edades tempranas y que de no corregirse derivan en complicaciones con el paso de los años.
  • Hasta los 10/11 años, es imprescindible que los padres vigilen el cepillado de los dientes de sus hijos; ellos deben ser responsables a la hora de hacerlo y los padres a la hora de supervisar que lo han hecho de forma correcta.
  • La ingesta de líquidos debe ser abundante, de esta forma mantendremos la acidez de su saliva en los niveles adecuados para evitar la proliferación de caries.
  • El cepillado debe acompañarse del uso de una pasta de dientes adecuada. Lo recomendable es una que contenga al menos 1000 de ppm. Está demostrado que es necesario esa proporción de flúor no solo para proteger los dientes de leche, sino también los definitivos cuando llegue su salida.
  • Introducción de los alimentos sólidos desde edades tempranas. El BLW, o alimentación complementaria autorregulada es una excelente manera de que los niños usen los dientes correctamente, lo que favorece su correcto desarrollo. La introducción de todo tipo de alimentos favorecerá un aporte de nutrientes que potencien un crecimiento sano. No olvidemos que los dientes son para masticar, no para acariciar papillas.

Hoy en día, son muchos los pediatras que siguen recomendando la primera visita al dentista a los 5 o 6 años; se ha demostrado que antes de la erupción del primer diente un profesional debe supervisar como evoluciona su desarrollo a nivel bucodental.

Pequeños cuidados desde el principio, serán grandes ventajas en el futuro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here