Cómo evitar el mal aliento

Pocas cosas hay en la vida más desagradables que tratar de aguantar el tipo durante la conversación con alguien que tiene mal aliento. Te contamos como evitar que sea tu boca la que asusta a los demás.

Todos en algún momento de nuestra vida hemos sufrido o sufriremos un proceso de halitosis. Para algunas personas es algo pasajero, para otras un auténtico quebradero d cabeza que llega a mermar su calidad de vida.

Halitosis

Un problema severo de halitosis puede llegar a condicionar gravemente la vida de una persona, la inseguridad y los complejos se pueden llegar a apoderar de tu vida si el mal aliento hace presencia en ella para quedarse.

Mal aliento
Mal aliento

Según los profesionales sanitarios dentales, en el 80% de los casos en que existe un proceso de halitosis la causa se encuentra en algún problema dental. Una mala higiene hace que las bacterias proliferen en nuestra boca, haciendo que el mal olor sea uno de sus efectos secundarios. En ocasiones también, son determinados medicamentos los que producen un descenso de los niveles de salivación; la saliva es la encargada de neutralizar estas bacterias que provocan el tan odiado mal aliento.

Remedios al mal aliento

Si te levantas con un sabor muy desagradable en tu boca, si después de tomar alimentos como leche o café el mal olor se ve incrementado , si tu lengua está permanentemente recubierta por una capa de aspecto blanquecino y muy desagradable o si notas que un sabor amargo perdura en tu boca todo el día, no lo dudes: ha llegado la hora de revisar tu higiene bucal. Una visita al periodoncista a tiempo, te puede ayudar con este problema, pero también con muchos otros que pueden acompañarte en el futuro y cuyas consecuencias serán más graves.

El consumo de determinados alimentos como el café, la cebolla o el ajo pueden hacer que tu olor corporal se vea afectado. Si de manera habitual consumes alguno de estos alimento prueba a dejar su consumo durante una temporada para ver si el mal olor aminora.

Incorpora a tu higiene diaria un buen colutorio y no olvides mantener también tu lengua limpia. Ella es parte de nuestra boca y como tal también necesita ser limpiada.

Ten siempre a mano caramelos de menta o que contengan clorofila, pueden ser tus mejores aliados en un momento crítico.

Antes de desayunar come un melocotón amarillo.

Las infusiones de perejil usadas como enjuague bucal, también pueden ayudarte en tu lucha contra este incómodo problema.

Cuando te levantes y antes de irte a dormir, pon media cucharada de bicarbonato en una taza de agua y enjuaga la boca con esta mezcla.

Otro remedio natural que puede ayudarte es licuar unos 250 gramos de zanahorias, con 125 gramos de pepinos y otro tanto de espinacas. Medio vaso de este licuado después de cada comida es otro remedio eficaz.

Las infusiones de salvia o las de hierbabuena usadas como enjuague, también son conocidas como remedio eficaz y natural.

Si después de poner en práctica todos o al menos alguno de estos métodos todavía no has conseguido ahuyentar estos malos olores, quizás es conveniente que visites a tu médico. En un 10% de los casos, el mal aliento puede ser ocasionado por algún trastorno en la salud que no tiene que ver con la higiene y que puede resultar más perjudicial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here