¿Por qué se nos pone la piel de gallina?

Un roce de manos con esa persona que te gusta, el momento de salir de la ducha a primera hora de la mañana en pleno invierno, o ese instante en el que suena en la radio la canción que tantos recuerdos te trae.

Momentos muy distintos pero que tienen en tu cuerpo un mismo efecto: todos te ponen la piel de gallina, el vello se te eriza y tu piel tiene el mismo aspecto que el de un pollo recién desplumado.

Pero ¿sabes a qué se debe esta reacción corporal? Médicamente se le denomina piloerección y se denomina así porque recuerda al aspecto de una ave recién desplumada.

Piel de gallina

Piel de gallina

Este efecto además no es exclusivo de los humanos, los felinos por ejemplo se erizan cuando se enfrentan a una situación de enfrentamiento o de miedo.

Piel de gallina

La culpable de esto es la adrenalina, una hormona generada por dos glándulas situadas en los riñones y que además de ponernos la piel de gallina, aceleran nuestro ritmo cardíaco o elevan la presión sanguínea.

El encargado de hacer que los pelos se pongan de punta son los músculos que tenemos extendidos por la superficie de la piel, concretamente en la raíz de cada pelo.

Un pollo sin plumas

Un pollo sin plumas

Los pelos de punta

Cuando sentimos frío este músculo se contrae, haciendo que los pelos se ericen y formen de esta manera una capa de aire que nos proteja del frío.

Si hablamos del tema de sentimientos y emociones, los encargados de producir esta contracción de los músculos erectores son los nervios simpáticos que junto con la adrenalina hacen reaccionar a nuestra piel.

Que te ha parecido? En Ocios estamos siempre para que te diviertas y aprendas de una forma fácil y amena.

Se el primero en dejar tu comentario

Deja un comentario

Your email address will not be published.


*