Este mago callejero cortaba a su ayudante en dos cuando unos graciosos descubrieron el truco

Que es imposible cortar por la mitad y volverlo a pegar como si no pasará nada todos sabemos que es imposible. Este mago estaba haciendo su truco junto a su ayudante hasta que pasó lo que tenía que pasar.

Unos graciosos consiguieron que lo que era un buen truco se convirtiera en el mayor de los ridículos.

Se el primero en dejar tu comentario

Deja un comentario

Your email address will not be published.


*