Como tener unas uñas saludables

En ocasiones los malos hábitos, como no usar guantes cuando hacemos tareas de limpieza, usar esmaltes malos o la mala alimentación hace que nuestras uñas sufran las consecuencias. Uñas quebradizas que se rompen ante el mínimo contacto hacen que sea imposible tener una manicura digna.

Existen en el mercado números productos que prometen acabar con este incómodo problema, pero además de que no siempre nos aportan los beneficios que prometen, son en ocasiones demasiado caros.

Como suele suceder con otros problemas, la naturaleza a menudo nos aporta la solución con el uso de productos que todos solemos tener a mano.

Una cebolla, ajo, aceites esenciales, el aceite de oliva, el aceite de ricino, o el limón pueden formar parte de la fórmula magistral definitiva para tus uñas.

Remedios para las uñas

Te ofrecemos algunas alternativas para que puedas escoger la que más te guste:

En un bol mezcla dos cucharadas de aceite de oliva, con dos de cualquier aceite esencial, el de almendras por ejemplo puede ser una buena elección. Empapa esta mezcla en un algodón y pásalo por las uñas hasta que lo absorban. Realiza esta acción dos veces al día. En una semana notarás la diferencia.

El remedio de la cebolla para las uñas que se rompen, este remedio ya lo usaban nuestras abuelas pero el aroma que desprende la cebolla hace que sea un poco incómodo. Puedes aprovechar el fin de semana o el descanso nocturno para hacerlo. Tan solo tienes que coger una cebolla, partirla al medio e incrustar las uñas en ella. Durante quince minutos deja que la cebolla se integre bien en tus manos. Naturalmente el aroma a cebolla también se incrustará, pero nada que no quede solucionado en unas horas.

El ajo, que también puede ser desagradable por el olor pero que es muy efectivo. Corta una ajo en trozos y mételo durante unas horas en medio vaso de agua. Cuando ya haya reposado mete las uñas durante veinte minutos en la mezcla. Repite el proceso dos veces al día.

La aloe vera, aliada para múltiples problemas nos sirve también para las uñas. Una cucharada de gel de aloe vera mezclada con tres cucharadas de aceite de oliva y ya tienes el ungüento definitivo para que tus uñas luzcan sanas y resistentes.

Además de todos estos remedios integra diferentes hábitos en tu vida que pueden ayudarte.

Procura ingerir alimentos ricos en calcio, vitamina A y vitamina E.

Alimentos buenos para las uñas

Aquí tienes un listado de alimentos que son buenos para endurecer las uñas:

  • Las legumbres son unas grandes aliadas por su alto contenido en proteínas. Consumirlas tres veces a la semana como mínimo, deberías ser una costumbre para todos.
  • Las semillas, ricas en minerales y vitaminas.
  • También pueden utilizarse algún tipo de suplemento alimenticio. En esta categoría podemos encontrar productos como la levadura de cerveza o el germén de trigo, productos que se pueden encontrar habitualmente en cualquier establecimiento bio o herboristería.
  • Las algas, como la espirulina o el alga chlorella, muy ricas en proteínas vegetales y vitamina E, A además de calcio y magnesio.
  • Los frutos secos, verduras como la zanahoria o el apio, o frutas como los higos son también indispensables para nuestra salud.

Consejos para cuidar las uñas

No tengas las uñas húmedas durante mucho tiempo, mucho menos si vas a estar en contacto con jabones o cualesquiera otras sustancias corrosivas.

Utiliza quitaesmaltes y esmaltes de uñas lo más naturales posibles. Los químicos a menudo resultan ser el peor abrasivo para ellas. Cuando uses un quitaesmaltes, utiliza agua y jabón para quitar los restos del mismo.

Lima siempre las uñas en una única dirección y procura mantenerlas alejadas de la boca. Si te muerdes las uñas, harás que el contacto con la saliva las debilite.

Unas uñas quebradizas suelen ser la manifestación de unos malos hábitos, si sabes observar y escuchar a tu cuerpo él mismo te dará la solución.

Se el primero en dejar tu comentario

Deja un comentario

Your email address will not be published.


*