Como controlar los celos

Molestarse porque mira a otro, sentirte ignorado o ignorada por tu pareja, ver cosas donde no las hay o imaginarse la película más complicada a partir del detalle más insignificante. Si te sientes identificada o identificado con todo esto, es hora de que lo reconozcas. Eres víctima de los celos, pero no de inocentes celos, de celos enfermizos; de esos capaces de destrozar la relación más bonita que has tenido nunca. Si quieres que esto no suceda quizás debieras ponerle remedio y para ello el primer paso es reconocerlos. En Ocios te vamos a ayudar.

No es fácil encontrar la solución a algo si no te das cuenta de que lo necesitas, escucha a tu pareja, deja de lado la rabia y comienza a pensar que quizás tú solo no seas capaz de hacerlo y necesites la ayuda de otra persona; un profesional tal vez, que te ayude a canalizar ese sentimiento irracional que te destruye por dentro y daña a la persona que lo sufre contigo.

Somos celosos?

El primer paso que has de dar es saber o por lo menos tratar de averiguar por qué sufres esa enfermedad llamada celos.

Generalmente detrás de una persona celosa se esconde una persona insegura, una persona a la que le cuesta creer que su pareja pueda sentir amor por ella, que pueda considerarla la única y que es la única persona a la que de verdad ama y quiere. Esta falta de autoestima e inseguridad suelen tener su origen en las criticas y la falta de valoración personal vivida en el pasado.

Celosos

Celosos

Capacidad de imaginación, una persona celosa deja volar su imaginación sin límites, es capaz de ver cosas donde no las hay; crearse su propia realidad y sentirse prisionera de sus historias imaginarias a la vez que hace sentir en una cárcel a la otra persona. Ambos están encerrados en una enfermedad que acaba dominándolo todo.

Reacciones agresivas, hablamos de agresividad verbal y en ocasiones también física. El celoso compulsivo justifica sus insultos y sus agresiones en el amor que siente por la otra persona, en su miedo a perderla y en su “posesión” enfermiza de la otra persona. Cuando ya hablamos de estas situaciones, estamos ante auténticos maltratos que deben ser pon tanto denunciados y darle término a cualquier relación.

Si eres consciente de que eres una persona celosa y quieres ponerle remedio te damos algunas pautas para que puedas hacerles frente y solucionarlo.

Causas de los celos

Lo primero que debes hacer como hemos dicho con anterioridad es aceptar que los padeces, reconoce que son un problema y trata de indentificar sus causas. Si no eres capaz de hacerlo tú solo, solicita la ayuda de un profesional. Intenta observar que son injustificados, que no tienes por qué sufrirlos y que todo deriva de tu imaginación.

Habla con tu pareja, cuéntale como te sientes y escucha a la otra persona. Escuchar implica entenderlo, comprenderlo y confiar en lo que te dice. Cuéntale qué es lo que te hace sentir así y juntos tratad de ponerle freno. Los celos son muy peligrosos para un amor verdadero.

Créetelo. Le gustas como eres y por eso está contigo. Te ha escogido a ti, le gusta su vida contigo y tú eres la persona con la que quiere estar. Una vez que interiorices esto, podrás confiar en esa persona.

Combatir los celos

Haced actividades juntos, esto afianzará vuestra relación y cimentará la base de un futuro juntos exento de malas interpretaciones y discusiones sin sentido.

Impulsa tus aficiones, fomenta tus propias relaciones y entiende que a pesar de que sois pareja podéis tener vidas independientes en ciertos aspectos. No todo lo tenéis por qué hacerlo juntos, tu puedes tener tus gustos diferentes a los suyos. Puedes tener tu propio grupo de amigos, al igual que tu pareja y no pasa nada por ello.

Celos

Celos

Presta atención a cuando surgen y con qué frecuencia sufres estos episodios. Si son constantes las discusiones, es posible que la relación se deteriore, pedid ayuda antes de que esto sucede. Pon atención a cuales son los motivos de tu sufrimiento, piensa y recapacita; te darás cuenta de que en la mayoría de las ocasiones son debido a situaciones que solo están en tu mente.

Piensa que nadie es dueño de nadie, tanto si los sufres como si los padeces ponles freno. Nadie puede decirte con quien ir, como vestir, que hacer o que no hacer por el hecho de que sea tu pareja.

Cuando los celos no os dejan ser libres, ponedle freno. Son una enfermedad y como tal se pueden curar.

Se el primero en dejar tu comentario

Deja un comentario

Your email address will not be published.


*